Modelo Dinámico Maduracional (DMM)

Estrategias Auto-protectoras del sí mismo
Modelo Dinámico Maduracional (DMM) (A3-4)

A3 - Cuidador Compulsivo: Los individuos que utilizan la estrategia A3 (Bowlby, 1973) confían en las contingencias predecibles, inhiben los afectos negativos y se protegen a sí mismos protegiendo a su figura de apego. Durante la niñez, intentan alegrar (usualmente utilizando falso afecto positivo) o cuidar de sus figuras de apego, que se muestran tristes, retraídas y vulnerables. De adultos, frecuentemente encuentran trabajos donde pueden cuidar o rescatar a otros, especialmente a aquellos que son percibidos como débiles o necesitados. Los precursores de los Tipos A3 y A4 pueden observarse en la infancia (utilizando el Modelo Dinámico Maduracional y el método de la Situación Extraña); sin embargo, esta estrategia aparece totalmente funcional durante los años preescolares y en adelante. Una forma más atenuada de la estrategia es la atención compulsiva (A3-) donde la figura de apego busca la atención del niño pero no necesariamente su cuidado. Pareciera ser, que el deseo de la figura de apego, es la de ser "sostenido" en la mente del niño.
A4 - Obediente compulsivo:
Los individuos obedientes compulsivos (Crittenden & DiLalla, 1988) intentan prevenir el peligro, inhibir el afecto negativo y protegerse a sí mismos haciendo lo que sus figuras de apego desean que hagan, especialmente, cuando estas figuras son amenazantes o están enfadadas. Tienden a estar híper alerta, anticipan y satisfacen los deseos de los otros rápidamente y se muestran generalmente ansiosos y agitados. Sin embargo, el individuo ignora y minimiza esta ansiedad; por lo que a menudo ésta se manifiesta a través de síntomas somáticos a los que no se presta atención por considerarlos sin importancia. Una forma más atenuada de la estrategia es la conducta de rendimiento compulsivo (A4-), utilizada por individuos que sienten/piensan que no serán queridos o valorados a menos que sobresalgan en algún tipo de comportamiento que satisfaga o agrade a sus figuras de apego.

Traducido por Inés Valero Rivas, Psicóloga, y Carmen Gloria Alarcón Müffeler, Traductora-Intérprete y Psicoterapeuta.
website by LuckyDuck web design
© 2015 Patricia Crittenden - all rights reserved